12 señales de que debes estudiar Diseño de Modas

señales zoom2Un nuevo ciclo escolar se acerca y tal vez tú estés a punto de entrar a la universidad. Es normal que te sientas confundido por tanta oferta educativa y no tengas ni idea de qué estudiar. El consejo que puedo darte es que recuerdes qué te gustaba hacer de niño para que identifiques tus talentos: ¿Construir edificios con legos? ¿Desarmar tu despertador? ¿Dibujar? —A mí me encantaba hacerle ropa a mis ositos de peluche—. También déjame decirte que si entras a una carrera y te das cuenta de que aquello no era lo tuyo ¡no pasa nada! A veces es necesario probar diferentes opciones para reafirmar qué es lo que realmente te gustaría estudiar.

Cuando estaba en secundaria tenía claro que quería estudiar Diseño de Modas pero en el transcurso de la preparatoria me distraje con otros asuntos y mi sueño se distorsionó al grado de que me inscribí en Mercadotecnia sin saber siquiera de qué se trataba. Al terminar mi primer año de licenciatura volví a sentir esa cosquillita de estudiar Diseño de Modas y aunque decidí dar una paso a la vez y concluir antes mi primera carrera, hoy heme aquí, desvelándome entre lápices Prismacolor y máquinas de coser.

Decidí entrevistar a mis compañeros de Diseño de Modas acerca de las señales que a veces ignoramos pero que muchos estudiantes de esta carrera tenemos en común. Si eres amante de la moda, espero que este post te sirva de guía, tal vez tú serás el próximo talento del diseño y todavía no lo sabes:

1. Dibujas ropa

Dibujar ropa es tal vez la señal más evidente. Puedes encontrar bocetos en las últimas hojas de tus cuadernos, ya sea de algo que se te ocurrió o de lo que vas a ponerte el fin de semana. Si no sabes dibujar, no te desilusiones. nunca es tarde para aprender.

2. Te gusta hacer manualidades

De niño eras quien hacía las cartas mas bonitas de San Valentín o del día de las madres, te gustaba bordar botas navideñas y hacerle ropa a tus muñecos. Hasta la fecha sigues haciendo manualidades  y te gusta ver tutoriales de cómo hacer las cosas.

3.  Está en tus genes

Tu mamá o abuela cosían y  despertaron en ti cierta fijación por la costura. Te les pegabas como chicle cuando las veías haciendo un vestido y probablemente te hayan enseñado a coser aunque sea a mano.

4. Te apasionan la ropa y los accesorios

Siempre que ves una tienda de ropa se te desvía la mirada hacia ella y aprovechas cada lugar y momento para observar lo que las demás personas traen puesto.

5. Eres una persona visual

Además de sentirte atraído por la ropa, te encanta cualquier cosa que sea visualmente bonita: tazas, mosaicos, frutas y globos de colores .

6. No puedes evitar hojear una revista de moda

Aprovechas las idas al supermercado con tu mamá para dar un escaneo express a toda revista que contenga ropa.

7. No encuentras la ropa que tienes en mente

Cuando vas de compras te pasa que lo que estás imaginando no existe en la tienda. No quieres simplemente un vestido, quieres un vestido color melón de estampado de dinosaurios y cuello alto y no encontrarlo te frustra.

8. Reinventas tu ropa

Modificas bastillas, cortas mangas, tiñes la tela e incluso eres capaz de usar una falda como blusa y salirte con la tuya. Tienes visión y creatividad para transformar y mejorar tu ropa.

9. Aprecias las prendas vintage

Te sientes de lo más especial cuando traes puesto el collar que usaba tu abuela hace 30 años porque no solamente te fascina lo último de la moda, también sientes admiración por la ropa de otras décadas y te inspiras en ella para crear nuevos outfits.

10. Recibes halagos

Seguido recibes cumplidos por el atuendo que llevas puesto y la manera en que combinas los colores y las texturas, incluso por tu blusa padrísima que secretamente costó 50 pesos.

11. Las personas te piden consejos de vestimenta

Tus amigos y familiares confían en tu buen gusto y suelen preguntarte cosas como “¿Se me ve bien?” y  “¿Con qué color de zapatos me lo pongo?”

12. Un trabajo de oficina no es lo tuyo

Tal vez todavía no sabes que la carrera de Diseño de Modas te caería como anillo al dedo pero de algo estás seguro ¡No quieres trabajar en una oficina!  Tu alma soñadora necesita libertad e inspiración ,y estar encerrado entre cuatro paredes sobrias no te entusiasma para nada.

¿Te identificaste con alguna de las señales? ¿Quieres añadir una señal a la lista? Házmelo saber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s